Papá lo hicimos, Maratón de Sevilla conseguido!

img_2965
GRACIAS AMIGOS!

Ya han pasado unos días desde que crucé la meta del maratón de Sevilla y todavía no se como explicaros con palabras todo lo vivido durante este fin de semana y estos meses.

Esta vez no hablaré de números o estadísticas, ni de kilómetros ni entrenamientos sino de sensaciones y emociones, de sentimientos o de felicidad.

Como ya os conté, a esta carrera me apunté en busca de un cambio. Y vaya si han cambiado las cosas durante estos meses. Amigos nuevos, muchas risas, muchos kilómetros compartidos, personas que se han vuelto imprescindibles… pero también dolor, tristeza y una perdida imposible de olvidar.

 

 

Tras un pequeño calentamiento con los compañeros de Tigers Running Club, me meto en mi cajón acompañado de otros muchos tigres y mi gran amigo Christian. Siento nervios, pero también confianza. Sé que cuando no pueda más tú, papá, estarás empujando con todas tus fuerzas desde arriba. Tengo plena convicción de poder cruzar esa meta.

8e15c1bb-b549-4dc7-94c0-1817d554fd68

Van cayendo los kilómetros y todo va según lo planeado. Mucha gente animando.  Pasamos la media maratón a buen ritmo y todavía con fuerza. Kilometro 28, mi amigo Christian me dice que siga que va mal… yo quiero hacerlo con él, nos lo prometimos. Tras un momento de dudas decido seguir en solitario.

2 kilómetros después, se me empiezan a subir los isquios. Tengo que parar a estirar, cambio de planes, me olvido de tiempos. Me quedan 12km y pienso disfrutarlos como el que más. A pesar de tener que estirar cada 2 o 3km puedo correr, aunque sea lento. Voy chocando y agradeciendo a toda esa gente que nos anima. Es increíble el ambiente por el centro de la ciudad.

 

 

img_3073
Plaza de España

 

Y Por fin llego al estadio, un momento mágico e inolvidable, disfrutando de cada zancada por esa pista. Miro al cielo y cruzo la meta, lo hicimos. También tengo nostalgia, María y Christian tenían que estar aquí conmigo. Lloro sin parar. Con rabia y alegría.

 

img_3080
META

 

El maratón es como una montaña rusa de sensaciones, pero es una experiencia que todo deportista deberia tener al menos una vez en la vida…

Gracias amigos, entrenadores, compañeros, familia y todas las personas que han hecho posible cumplir este reto y este sueño.

 

 

 

Anuncios

Road to Sevilla. Cuando decidí correr un maratón de Asfalto.

Como todas mis locuras, estas comienzan por un ataque de rabia, para huir, o con deseo de cambiar. Un cambio importante en mi vida me hizo tomar la decisión de correr en Sevilla. Con el respaldo de dos personas que gracias al “running” han cambiado mi vida, alli nos apuntamos los tres con el unico deseo de terminar y disfrutar de este camino que es el Maratón. El trio calavera, juntos somos imparables.

También acompañado de mis compañeros y entrenadores de Tigers Running Club. Esos locos que corren, bonito o feo, más rápido o más despacio, pero corremos. Algunos debutamos en la distancia y otros son autenticos expertos. De todos voy aprendiendo.

Y de repente, la vida de alguien al cual le debo la mia propia se fue. Nunca se esta preparado para algo así. Hay pocas opciones, hundirte o levantarte. Sevilla, donde tu estudiaste, una ciudad que amabas. Allí estaré, correré por ti Papa. Se que te hubiese encantado verme correr un Maratón y alli donde estés, me apoyas cada dia en este camino. LLegaremos juntos a meta te lo prometo.

Y es este momento donde toca valorar lo que uno tiene y a donde quiere ir. Ponerse las zapatillas y entrenar más duro que nunca. Ya solo queda un mes para el gran día y yo estoy nervioso lo reconozco. Pero también muy ilusionado, estoy tan convencido de cruzar esa meta que cuento las horas.

Ya han pasado los entrenamientos más duros y me siento preparado. Se que todo esta en la mente, y tengo tantas razones para terminar que nada me para. El domingo otra cita importante, el ensayo, para ver que tal estamos de forma y cuanto tiempo podremos hacer en Sevilla, yo la verdad es que después de todo me he olvidado de los tiempos. Solo pienso en disfrutar de cada kilómetro .

Y como si no fuera suficiente emocionante todo esto, todos mis amigos de siempre tambien estarán alli para acompañarme. Nada puede salir mal, Sevilla voy a por ti.

San Silvestre Salmantina 2017 – Una SanSil diferente

Por tercer año consecutivo me puse en la linea de Salida de La San Silvestre de Salamanca. Este año con la única idea de disfrutar y recordar a mi papá , se que el disfrutaba cuando yo corría.

Este año no iba a por MMP ni a darlo todo, pero decidí ayudar a mi gran amigo Rubén a bajar de 50 min y mejorar su marca. Mi primera vez como liebre, con mucha ilusión.

 

Rubén y yo antes de la carrera
Con Rubén

 

Tras calentar un poquito nos vamos a la salida donde también está Elena, mi compañera de Tigers. Toda una campeona y una gran persona. Podeís ayudarla a cumplir su reto de 2018 en en este link.

Los primeros 2km los hacemos por debajo del ritmo, por que salimos muy atrás y después a volar. Siempre pendiente de Rubén, animándole y marcándole el paso. Chocando con los niños, y sonriendo. El paso por la Plaza Mayor me trae muchos recuerdos, son muchos años en Salamanca.

Al final 49 minutos y 17 segundos. El plan salió perfecto, y lo mejor, fundirme en un abrazo al cruzar la meta. El año que viene volveré, por ti papá. Te echo de menos.

VIDEO DE LA LLEGADA – Minuto 26

 

 

Ritmo por kilometros

 

Corriendo por el mundo VOL.1 Mizuno Half Marathon Amsterdam.

Hace casi un año que me apunté a esta carrera, sin saber si quiera si podría ir a correr, pero tenía muchas ganas de debutar en el extranjero y allí me presenté, con mi inglés nivel básico en busca de nuevas aventuras por tierras holandesas.

Viaje express. Volar, comer, dormir, correr, comer, dormir y vuelta.

img_1246

El sabado voy a por el dorsal, acompañado de mi equipo ¨técnico¨. Sara y Clara para ayudarme y animarme y mi hermano de fotógrafo oficial. El plan es: él va en bici y yo corriendo, nada puede fallar.

Dorsal 20002, bonito y curioso número. Me lo entrega una señora holandesa que rápidamente se da cuenta de mi inglés de Salamanca y me habla en un perfecto castellano, así nos entendemos mejor. Visita a la feria del corredor, y fotos de postureo de rigor… hay que documentar todo para Instagram.

Me levanto y, como la carrera es a las 13.20, yo no sé si comer o desayunar… ante la duda lo mezclo todo, que no sea por no alimentarme bien.  Pongo en la TV la maratón para motivarme, nada puede fallar.

LLego un poco antes a la salida y veo a uno de mis compañeros de Tigers llegando a la meta del Maratón, le grito, me da un subidon tremendo. Quizá el año que viene toque debutar en maratón de asfalto…

Half Marathon Amsterdam 2017, David Lorbada runner.

Tras un pequeño calentamiento, me meto en mi cajón ¨oranje¨, salgo con los profesionales y, como tal , me coloco delante no vaya a ser que haya tapón. Me encuentro con otro compañero de Tigers que viene a hacer la media para entrenar para la maraton de Nueva York, qué envidida me dio. Ya llevaba, si no recuerdo mal, 12 maratones en sus patas… brutal. Hablamos un rato y nos despedimos justo al salir. Comienza la carrera, salida muy estrecha, cuesta coger el ritmo pero voy bien, quizá demasiado rápido.

Half Marathon Amsterdam 2017, David Lorbada runner.

Y alli está mi hermano en la primera curva, foto de rigor, que todavia puedo sonreir. El plan sigue según lo previsto. Paso el kilometro 10 siguiendo en el tiempo que me había marcado. Fotito por aquí, fotito por allá y van cayendo kilómetros. También algún video, mi hermano es un artista.

 

Kilómetro 14, seguimos luchando. De repente me encuentro a mi hermano, pero no me ve, grito pero no se da cuenta. Sigo corriendo con la esperanza de encontrármelo más adelante para que también me saque las caritas de los últimos kilómetros, que ya son todo un poema, pero no nos vemos. Y llega mi momento fatídico, km 18, pajarón de los buenos, esto no lo levanta ni una grua. Paso Vondelpark con más pena que gloria pero ya no queda nada. La gente anima con fuerza.

Últimos metros, entro en el Estadio Olímpico y doy media vuelta a la pista disfrutando de este momento. Impresionante, una fiesta del atletismo, voy casi andando, no quiero que acabe este momento nunca. Por fin meta. A pesar de no conseguir el objetivo de tiempo, estoy fascinado.

De repente estoy debajo de una manguera, 22 grados y tanta humedad merecen este momento. Me quedo muy fresquito. Después una cervecita de ¨recovery¨para brindar con mi equipo, objetivo conseguido. Otro sueño cumplido. Somos corredores en cualquier lugar del mundo.

 

Half Marathon Amsterdam 2017, David Lorbada runner.
Media Maraton Conquistada

 

Datos de la carrera:

 

FOTOS Y VIDEOS @javugi

¡Un sueño cumplido! Mi primera Maratón: ¨El Guerrero de Gredos¨

Con La Gacela en la salida, un crack

Tras haber recorrido diferentes distancias ¨cortas¨, esta era mi primera Maratón de montaña. Tenia muchas ganas de poder correr esta carrera por que la organiza mi entrenador Alberto de Tigers, por que me acompañaban David y Christian, dos grandes amigos que me ha dado el Running, y por que todo el mundo que ha corrido esta carrera en ediciones anteriores me ha hablado maravillas de esta, aun siendo de las maratones de montaña mas duras de España. Mi preparación tras varias lesiones y las vacaciones, era escasa. A pesar de que no estaba seguro de si podría terminar, tenía mucha ilusión.

Tres Tigers a la  conquista de Gredos. Dorsal numero 5, me gusta.

Ya estamos en la salida, 6:45 de la mañana. Suena Juego de Tronos. Épico, . Salimos de Candeleda y comienza la subida. Nos esperan 12 kilometros y 1500m positivos por delante. Nunca habia subido tanto metros. Aun es de noche, toca poner el frontal, pero lo tengo casi sin pilas así que se va apagando (nota mental: llevar pilas de repuesto la próxima vez). Por fin llegamos al punto más alto de la carrera, la Portilla del Escobarón, Tras unos kilometros. comienza una bajada muy tecnica  con muchas piedras.  Tras el descenso subimos una ¨pared¨de poco más de un kilometro para coronar La Portilla La Peña. Noto que no voy bien y comenzamos a descender de nuevo. Voy con David y Christian, pasamos por unas piedras… y me doy un golpe muy fuerte en la rodilla, empiezo a sangrar. Me repongo y tras comprobar que puedo seguir, continuo. Les cuento lo que me ha pasado y les digo que no me esperen más, que voy peor que ellos y no quiero ser un lastre. Dudan, no me quieren dejar solo, insisto, no voy bien y no quiero que por mi culpa no puedan llegar a meta. Al final entran en razón y continúan. Comienza mi aventura en solitario.

18491699_645724315614129_1320773480430525700_o
Gredos

Llego a un punto donde pierdo las marcas de la carrera, tras cinco minutos dudando encuentro una marca que sube hacia arriba y comienzo a seguirla. De repente me cruzo con un corredor que me dice que voy al revés… he corrido 3 kilómetros en dirección contraria (WTF!!!) así que me doy la vuelta. Voy acompañado de Javier, uno de los corredores escoba.

Por fin llegamos al avituallamiento del kilómetro 24, voy 15 minutos por delante del tiempo de corte. Allí me encuentro con otros dos corredores que se retiran. Yo no pienso en retirarme nunca.

Voy corriendo y aunque no voy sobrado, recupero algo de tiempo al corte. Cruzamos una cascada y varias charcas para por fin llegar al avituallamiento de Chilla.

Faltan 7 kilometros para llegar a meta y no me queda nada de fuerza. De repente, aparecen Ruth y Maria, mis dos ángeles de la guarda. Compañeras de Tigers que habían venido de médico y enfermera a la carrera.  Sin pensárselo cogen sus cosas y a “correr” a mi lado, digo “correr” por que más bien fue andar. Me despido del avituallamiento.

Nos queda 1 hora y media para hacer siete kilómetros, sé que puedo. No he llegado hasta aquí para no cruzar esa linea de meta y, además, tengo a dos compañeras conmigo que están entregadas y convencidas de que cruzaremos esa meta.

No es fácil, básicamente en las bajadas no puedo correr, tengo las piernas muy fatigadas y sé que si fuerzo me romperé. Subimos alguna cuesta bastante dura. Vamos con calma, pero mirando el reloj, no tenemos mucho tiempo que perder. También corremos, cuando se puede. De hecho, me pongo a 5’40” pero noto un tirón en el cuadriceps, no estoy para muchos más trotes así que toca bajar de nuevo el pistón. Intento evitar las lágrimas, pero alguna se me va escapando. La meta está tan cerca pero tengo el tiempo tan justo, que voy al limite.

Último avituallamiento. Sólo quedan 4 kilómetros, ya no siento las piernas,  pero tenemos que correr. Es en este momento cuando te das cuenta de que tenemos una capacidad de sufrimiento muy grande. Lo he dado todo, tenemos que llegar. Ruth y Maria no paran de preguntarme si voy bien, si necesito algo, si me llevan la mochila… harían todo por mí para que cruzase esa meta, sin conocerme de nada, sin pedir nada a cambio, bueno en realidad luego me pidieron unas cervezas jajaja

img_0979

Por fin el pueblo, unos cuantos voluntarios me aplauden y me animan, no queda nada. Cruzamos el puente y al fondo se ve la meta. Voy destruido físicamente pero con una alegría inexplicable. Suena Rocky, brutal. Últimos metros, me levantan las manos ya que yo no tengo fuerza y sprint final. Mucha gente aplaudiéndome, mi amigo Christian esperándome.

Por fin meta, reto cumplido, muy luchado. Me derrumbo, sí, lloro, lo he dado todo. Y aquí estoy, hace 3 años no podía correr ni 3km y hoy he “corrido” 48km y 3000m +.

img_1007

Quiero agradecer a todo el equipo de voluntarios y a toda la gente que está ayudando a los corredores. A Alberto y Javier por preparar esta fantástica carrera que está perfectamente organizada y señalizada y tiene  unas vistas impresionantes de Gredos con el pico Almanzor de fondo y un recorrido que no deja indiferente a nadie. Sin duda volveré, SUEÑO CUMPLIDO.

DATOS DE LA CARRERA:

Cross de Los Pastores. Dos Tigers a la conquista de Gredos.

Tras un parón para recuperar mi maltrecho tobillo, y todavía con molestias, nos fuimos a Horcajo de la Ribera mi compañero de Tigers Running Club, Christian, y yo para correr el Cross de Los Pastores.

Dos horas de carretera que se nos hacen muy amenas hablando de las carreras y la vida. Casi me ha convencido para correr un maratón de asfalto. Para llegar al pueblo hay que coger un carretera con las clásicas curvas cerradas de montaña y, de repente, Horcajo de la Ribera. Aparcamos en la plaza, justo al lado de la salida de la carrera, tras las indicaciones de un chico de la organización.

Vistas desde Horcajo de la Ribera

Plato de macarrones para comer, un breve descanso en el coche para hacer tiempo y a por el dorsal. Para mí el numero siete, me gusta mucho. Preparamos la mochila con comida y bebida y vamos hacia la salida. Son las 17.30 horas, y aprieta bastante el calor.

No hay agobios en la salida ya que somos solamente 80 personas.

En la salida, siempre con una sonrisa.

Y por fin comienza la carrera. Salimos por el pueblo por una cuesta bastante fuerte y estrecha, los 5 primeros kilómetros todos cuesta arriba, subiendo unos 400m positivos, lo hacemos andando y corriendo. Después el primer avituallamiento, cogemos agua y seguimos. De repente una fuerte bajada por un cortafuegos.

Cortafuegos Km 6, disfrutando de la prueba

Al llegar abajo, un poco de sombra, que se agradece debido al fuerte calor. Seguimos subiendo y bajando, disfrutando de las maravillosas vistas de Gredos. Cruzamos Navasequilla, donde todo el pueblo anima a los corredores y últimos kilómetros de bajada en busca de Horcajo de la Ribera de nuevo. Voy con molestias en el tobillo así que afrontamos la bajada con tranquilidad. Llegamos a la meta, exhaustos pero contentos, mucha gente animando.

Bajada hacia Horcajo de la Ribera

Al final 21,5km y 850m  positivos, que se hicieron duros debido al calor, mi poca alimentación durante la prueba y mi tobillo maltrecho. Gracias a Christian que siempre me acompañó y cuidó de mi durante todo el recorrido, al final conquistamos Gredos. Siguiente parada, Maratón El Guerrero de Gredos. 

El Camino de David 2.0. De Madrid a Santiago en bicicleta

image

¡Nos vamos a Santiago! Tras meses de espera, por fin llega una de las aventuras que más ganas tenía de realizar. Además, este año tengo la suerte de ir acompañado de mi gran amigo Ladis, un amante de la bicicleta que hará de este camino algo inolvidable, ya que las experiencias compartidas no suman sino multiplican. Comenzamos el 30 de julio.
image

Por delante más de 700km y 10.000m de desnivel en 8 etapas.

Etapas:
1º – Madrid – Zamarramala
2º – Zamarramala – Ciguñuela
3º – Ciguñuela – Sahagun
4º Sahagun – Astorga
5º Astorga – Villafranca del Bierzo
6º Villafranca del Bierzo – Sarria
7º Sarria – Melide
8º Melide – Santiago

Las 4 primeras etapas tendrán más de 100km y las 4 últimas serán más cortas, pero con bastante desnivel.

Como en 2016, el plan es salir desde casa y llegar a Santiago. El año pasado comencé desde mi casa de Salamanca y este año la salida será desde Madrid. Cruzaremos por Castilla hasta enlazar en Sahagún al Camino Francés, que nos llevará hasta Santiago de Compostela.

image

Si queréis saber más sobre mi Camino de Salamanca a Santiago en 2016, aquí podéis encontrar los enlaces.

¡Buen camino a todos!